domingo, 23 de septiembre de 2018

PRODUCTOS ACABADOS: ESPECIAL VERANO’18

       Como ya he perdido la cuenta de qué numero de productos terminados es este post, he creado un especial verano donde incluir todos los productos usados en los últimos meses. Sé que estos post gustan mucho porque siempre está bien saber recomendaciones de productos que nos funcionan, y algunos otros que no. Vuelvo a utilizar el sistema de colores que es muy fácil visualmente de ver lo más interesante, ya sabes ¡Lo bueno es verde, evita lo rojo! ¿Empezamos?


CUIDADO FACIAL

Bioré Aqua Rich Watery Essence SPF 50+: Se acaba el verano, y con ello, algun protector solar también, pero que no cunda el pánico, que ya tengo otro bote de repuesto (y una mini talla para viajes) Tengo claro que este protector solar no puede faltar en mi vida.

The Body Shop Tónico de arroz y ginseng: Me ha gustado, pero lo encuentro algo más fuerte que otros tónicos que he usado, al menos al principio que notaba un cosquilleo en la piel después de usarlo (luego imagino que la piel se acostumbró) De todas formas me ha gustado, no descartaría repetir en algún momento.


The Ordinary Matrixyl 10% + HA: Muy contenta con este serum, no puedo garantizar que se deba solo a él, pero mis rojeces han estado más controladas que nunca, y la piel la notaba muy suave. No he notado mucho en el tema anti-arrugas, pero no ha aparecido ninguna nueva, por lo tanto, todo un éxito. Tengo ganas de probar otras cosas de la marca, pero podría repetir sin ningún problema.

Origins Ginzing Gel hidratante: Increíble esta hidratante de Origins, ya he probado otras cosas de la marca que me han gustado, pero esta es tan ligera, hidrata tan bien, huele genial, y es tan cómoda de usar, que ha pasado a estar entre mis favoritas.

Mascarillas: Las mascarillas de tipo tissue me suelen funcionar bien en general, tampoco hacen grandes maravillas, pero cumplen, muy contenta con todas, destaco especialmente la primera.
  • Perla de Sephora
  • Perla de Holika Holika
  • Simple Mascarilla anti polucion

Crema de manos Hydro Boost de Neutrogena: Es curioso que con lo que me gustan las cremas de manos de neutrogena, y lo que me gusta la gama Hydro Boost, la combinación de los dos no me ha dicho nada. Una crema de manos sin más, que no repetiré.


MAQUILLAJE

Nyx Soft Focus Tinted Primer (light) No puedo decir mucho más de este producto, ha sido mi descubrimiento del año. Me da mucha rabia que no se pueda encontrar  en tienda, cuando vaya a USA me traeré dos o tres, que no puedo vivir sin él. AQUÍ dejo el post donde hablo más sobre este primer.

E.L.F. Spray fijador mate: Ni sí, ni no, ni todo lo contrario. No creo que el maquillaje me durase más, pero quitaba un poco el aspecto empolvado. El spray es suave y agradable de usar. Como es barato, se le puede dar una oportunidad.


Kiko Lapiz de ceja: Es el segundo que uso ya, dura bastante y tiene un color perfecto para mis cejas. Cremoso, pero se fija sin problemas. Y muy buen precio, no me va a importar repetir (aunque tengo otros que por ahora me gustan más... ¡Y a mejor precio!)

Bourjois Healthy Mix Corrector (51 light) Otro corrector con el que he repetido, también de mis favoritos por su duración, cobertura y lo cómodo de usar que es. Tengo unos cuantos que acabar, pero es uno con el que repetiré.

Maybelline Total Temptation Máscara de pestañas: Me ha gustado mucho, desde el primer día, esta máscara dejaba las pestañas muy bonitas y tupidas, y suaves como si no llevaras nada. Porque tengo un buen puñado en rotación, si no repetía seguro. AQUÍ dejo el post donde hablo más sobre esta máscara.

DESASTRES


Cien Pure Freshness Desodorante: Normalmente no hablo de desodorantes,  no es un producto al que le pida mucho, pero este es tan horrible que tenía que avisar. Demasiado pegajoso, me notaba una sensación desagradable y picor a las horas de ponérmelo. Solo lo he usado una vez, pero no quiero verlo ni en pintura.

L’Oreal Elvive Low Shampoo: Este champú es muy curioso, porque hace un año o así, apareció en mis favoritos. Me gustaba mucho, dejaba el pelo limpio y sin necesidad de usar acondicionador o mascarilla, era tan sencillo y rápido de usar. Cuando iba acabando el bote me daba cuenta que mi pelo empezaba a rechazarlo, ya no se mantenía tan limpio durante tanto tiempo. Con este segundo bote ha ido incluso peor, mi pelo lo rechaza totalmente, se me queda pringoso justo después de lavarlo, y eso que solo lo usaba una vez cada varios meses. Pero no hay manera… Lo tiro a medio usar con mucho dolor.


      Estos han sido mis acabados durante el verano, alguno más que hay de los que ya hablaré en otras entradas para que no se hagan eternas ¡Que tengo muchas cosas interesantes que he ido acabando y quiero comentar aunque sea por encima!

¿Has probado alguno de estos productos? ¿Cuál te llama más la atención? ¿Algún producto que hayas probado últimamente y quieras recomendar?

lunes, 17 de septiembre de 2018

ESCAPADA: FIN DE SEMANA EN LONDRES

      Este año mis vacaciones se están retrasando un poco (pero ya queda menos para Nueva York) pero para hacer la espera más corta, decidimos escaparnos un fin de semana a Londres para disfrutar un poco del ambiente, hacer algunas compras y aprovechar para ir a ver un musical. En este post te cuento algunas de las cosas que puedes hacer en un fin de semana en Londres.


      No era la primera vez que visitamos la capital, por eso tampoco iba con ganas de verlo todo, más bien quería un fin de semana para relajarme y cambiar de aires. En tren son 4 horas y media desde Edimburgo, y aunque no son baratos, se pueden encontrar ofertas si se planea con tiempo. Elegimos un hotel cerca de la zona de King Cross, al lado de la estación de trenes y con el metro a un paso para moverte de un lado a otro.

SABADO

      Llegamos temprano y tras dejar las maletas, nos fuimos directos a Covent Garden – por cierto, que el metro se puede pagar con cualquier tarjeta contactless, muy fácil de usar. Después de unas compras por allí, andamos hasta Trafalgar Square y de allí a Picadilly Circus ¡Qué ambiente hay por allí! Entramos en la tienda de M&Ms (aquello es exagerado de grande) pero nos quedamos con las ganas de entrar en la tienda de tés del mundo. No son largas distancias, pero entre que vas parando, compras y fotos, nos llevó nuestro tiempo. 


      Para terminar el día, y tras reponer energías en un Pret-a-Manger (esta cadena nos encanta) fuimos a la zona de Carnaby Street, llena de gente y espectáculos: precisamente ese día había una banda de swing con bailarines y todo por allí. Una parada más en el centro comercial Liberty (precioso, merece la pena aunque no compres nada, los precios son algo prohibitivos) y de vuelta al hotel, para refrescarnos que esa noche teníamos musical.

      Elegimos para ver The Book of Mormon, y no pudimos salir más contentos: es una obra divertidísima y gamberra, con canciones muy pegadizas que te hacen pasar un rato estupendo. Si tenéis oportunidad de verla, merece mucho la pena (os dejo la presentación :) Hello!)


DOMINGO

      El día siguiente fue un día de museos, empezamos temprano visitando el British Museum, mi favorito. Me encantan las salas egipcias, las mayas, y mil cosas más interesantes que tienen de todo el mundo. Al ser verano, estaba un poco abarrotado de gente y me dio un poco de agobio – no soporto las multitudes.

      Nuestra siguiente parada fue la National Gallery, esta vez museo de pintura. En su página web ofrece una guía con sus obras más emblemáticas, y para esas que nos fuimos. Por supuesto, no podía faltar visitar Velázquez, Rubens, Caravaggio y Van Gogh, aunque me faltaron unos cuantos ¡Imposible verlo todo!


      Antes de nuestro último museo, comimos algo en Wasabi, una cadena de restaurantes de comida rápida pero japonesa, hay bandejas de sushi (¡Riquísimo!) sopas y fideos, a unos precios muy decentes y muy buena calidad.
El final del día fue un poco decepcionante, la cola que había para el Museo de Historia Natural era demasiado larga para plantearse ni siquiera empezarla ¡Tendremos que volver para ver los dinosaurios otro día! Este plan de museos está muy bien para presupuestos ajustados, ya que son gratis, y para días de lluvia, que están a cubierto.


      Para terminar el día, después de descansar un rato en el hotel, salimos a cenar en Five Guys: tenía ganas de probar esta cadena americana, que dicen que las hamburguesas son las mejores del mundo. No puedo garantizarlo, pero sí aseguro que están deliciosas. Eso sí, es algo extraño porque los precios son bien caros, pero el servicio es como un McDonalds. Pero bueno, una experiencia más, no me importará repetir alguna que otra vez.

LUNES (de vuelta)

      En nuestro último día nos acercamos temprano a la zona del distrito financiero, cruzamos el London Bridge para sacar unas fotos al Tower Bridge, y nada más abrir, estábamos en Borough Market, un mercado tradicional muy de moda, con puestos de comida de todo el mundo. Si te gusta el Street food, este mercadillo es para ti.


      No queríamos irnos sin ver el Parlamento y el Big Ben, aunque me temo que nos quedamos con las ganas porque se encuentran en obras, no muy bonitas de ver (estará de obras hasta 2020 dicen, por si piensas ir en un futuro). Aun así, cruzamos el puente, vimos Westminster de lejos (demasiada gente) y nos dimos un paseo al lado del rio muy agradable, antes de volver por las maletas y tomar el tren de vuelta.


      Ese fue mi fin de semana londinense, no lo considero una guía, porque me faltaron de ver muchas de las atracciones más importantes, pero espero que pueda servir como recomendaciones de sitios donde comer y algunas de las cosas que ver. Por supuesto, si estás pensando ir a Londres y tienes alguna pregunta, estaré encantada de ayudar en lo que pueda.

      En un próximo post os cuento de todas las compritas interesantes que hice en Londres y que ya estoy probando ¡No podía esperar más!

¿Has estado en Londres? ¿Qué es lo que más te gusta de la ciudad? ¿Hay algún imprescindible que nunca falte en tus viajes? ¿Eres más de museos, ciudad, aire libre…? 

miércoles, 12 de septiembre de 2018

THE BODY SHOP: EVENTO COMPRAS VIP

       O lo que muchas conocemos como una excusa para ir de compras como cualquier otra. Hacía ya bastante que no me pasaba por The Body Shop, me he estado portando más o menos bien con las compras, pero cuando recibí la invitación para participar en este evento VIP, no me pude resistir a pasarme a reponer algunos de los básicos… y añadir algún otro a la colección – ¡Pasa que te los enseño!


REPONIENDO BÁSICOS

       La manteca desmaquillante de camomila es uno de los imprescindibles que nunca me faltan. He probado otros, pero siempre me digo: “Si hace lo mismo, y es más caro… ¿Para qué cambiar?” Funde el maquillaje de forma sencilla y eficaz, sin irritar y casi sin frotar. Este ya es mi cuarto tarro – aunque lo que menos me gusta es el formato, la verdad.


      Las cremas de manos de TBS son mis favoritas, en especial para llevar en el bolso y para la oficina, por su tamaño, pero también por lo rápido que se absorben – así no se pringa el teclado ni el ratón. La de naranja y fresa son mis favoritas, pero vendían 3 en un pack, por lo que tengo una de coco también, y ¡Qué maravilla de olor! Ya tengo un top 3 de favoritos.

      Me hice también con un nuevo acondicionador de fresa que se me ha gastado el anterior y no puedo vivir sin él, mi pelo lo necesita. Tampoco están nunca de más los limpiadores faciales, y este de algas aún no lo había probado. Es especial para pieles mixtas y controla los brillos, por lo que espero que me vaya bien con mi piel. Huele muy fresco y marino.


REGALOS Y MUESTRAS

      Con las compras me regalaron un neceser, que ya solo por eso, merecía la pena ¡Qué bonito es! Me encanta tanto el diseño, como el mensaje.  Dentro te encuentras una esponja de baño, un mini gel de baño de la gama Spa of the World (que confieso que no me gusta demasiado, se lo he dado a mi pareja), una mini-manteca y una colonia de la gama Pink Grapefruit, que nunca había probado, pero tiene un olor cítrico muy agradable.



      Además una muestra de la mascarilla de arroz y ginseng que me encanta – mi segunda favorita, después de la de carbón (¡Que ya se me ha acabado, horror!). También pedí una muestra del aceite de camomila, es similar a la manteca, pero nunca me he animado porque no me suelen gustar mucho los aceites. Después de probarlo tengo que admitir que ya tengo en mi wishlist para próximas compras – es muy similar a la manteca, pero el formato me parece de lo más cómodo para utilizar.



      Por cierto, el evento vip no es más que una tarde en que la tienda permanecía abierta después de la hora de cierre para que las invitadas pudieran ir a comprar. Había “champán” y zumos, y las chicas te hacían demostraciones con sus productos – pero eso también lo suelen hacer en días normales.  Te daban algunas muestrecitas, 30% de descuento en las compras, y regalitos si gastabas más de una cantidad.



      Para fans incondicionales de la marca, creo que es una buena oportunidad, y sientes que te valoran cuando te invitan a algo así, pero TBS es una marca que suele tener esos descuentos online o regalar cositas, por lo que no es algo tan único. Aun así, fue una tarde divertida de compras, y pude descubrir alguna que otra cosilla, no me importaría repetir en un futuro.

¿Las tiendas de tu localidad también organizan eventos de este tipo? ¿Has asistido alguna vez a algo similar de poti compras? ¿Qué me dices de los productos, alguno que hayas probado o que te gustaría probar? ¿Algún otro que me recomiendes para futuras compras?

domingo, 9 de septiembre de 2018

PLANEA TU VIAJE A NUEVA YORK: VUELOS Y HOTELES

     Como ya he comentado por algunas redes, en un mes estaré de escapada a Nueva York. Es realmente un sueño hecho realidad y no puedo esperar para estar por esas calles y lugares que hemos visto tantas veces en el cine y la televisión. Mientras tanto, disfruto planeando, que es lo segundo que más me gusta, después de viajar. Pensaba hacer una pequeña guía con toda la información que estoy recopilando para planear el viaje, cuando me di cuenta de que era tan larga, que he preferido dividirla en unos cuantos post. Aquí hablamos de los vuelos y el alojamiento, que es la base de cualquier viaje - ¡Sigue leyendo que nos vamos a Nueva York!


VUELOS

      Un viaje empieza cuando vemos unos vuelos a buen precio, en unas fechas que nos convienen ¡Y vamos a por ello! Nueva York tiene 3 aeropuertos, 2 de ellos internacionales. JFK es el más popular, pero Newark tiene vuelos a mejor precio, aunque está un poco más retirado.

      El precio normalmente depende de las fechas en las que se viaje, y la antelación con la que se saquen. Aunque se pueden encontrar ofertas de última hora, lo mejor para conseguir un vuelo económico es buscarlo con mucha antelación.


      Otra cosa a tener en cuenta son las escalas, a veces los vuelos tienen muy buen precio, pero hay escalas de muchas horas en algún punto. Un vuelo largo como este (desde España, al menos 7 horas) si le añadimos el jet lag, y horas de espera en algún aeropuerto, cuando lleguemos nos va a costar días recuperarnos. Mejor buscar vuelos directos si es posible, o con escalas cortas de 2 o 3 horas, para que no se haga tan pesado.

¿CUANDO VIAJAR?

      Verano y Navidades son las fechas en las que los precios, tanto de vuelos como hoteles, estarán más caros, mientras que enero, febrero y marzo suelen ser los más baratos. Claro que también es cuando hace más frio para disfrutar paseando, por no hablar de las tormentas de nieve que pueden colapsar la ciudad.


      En verano, las temperaturas suelen ser bastante altas y hay mucha humedad. Además, al ser época de vacaciones, es cuando mayor número de turistas hay, por lo que las colas y esperas suelen ser más largas de lo normal – ¡y en Nueva York hay muchas colas, y muchos turistas siempre!

      Ya es a tu gusto personal, pero creo que primavera y otoño son las mejores fechas, sin frio ni calor extremo, los días tienen todavía bastantes horas de luz para aprovecharlos bien, y con un poco menos de aglomeraciones. Si tienes flexibilidad, en mi opinión, sería mejor elegir algo en abril-mayo o septiembre-octubre.


ALOJAMIENTO

      Quien dice hotel, dice apartamento, hostal o casa de alquiler, ya es al gusto. Realidad: los hoteles en Manhattan son caros, pero muy caros. Hay muchísimos, eso sí, pero ¡Que precios! No me lo esperaba, y me sorprendió bastante cuando empecé a buscar alojamiento. Ve pensando en que al menos serán entre 150€ y 200€ por habitación y noche, cuando no más.

       Lo mejor es quedarse en pleno centro. La zona de Times Square es muy popular, aunque puede ser algo ruidosa, pero estarás sin duda en medio de toda la acción. Lo que sí es importante, te quedes donde te quedes, es que haya una parada de metro cercana para así poder moverte sin problemas.

      Si no te importa estar en pleno centro, los barrios de los alrededores como Brooklyn o Queens, tienen hoteles de precios más asequibles, y simplemente estarás a unas paradas de metro más allá.


      Otra opción son los apartamentos tipo AirBnB, personalmente no lo he usado nunca (Si quieres, coméntame si lo has usado, y que te parece) pero en el trabajo sí que he mandado a gente a estas casas, y nunca han tenido problemas. Busca uno con buenos comentarios, sobre la casa y los dueños, y no vas a tener problemas.

      Siempre va a salir más económico reservarlo con mucha antelación, casi a la vez que los vuelos, por lo que es recomendable buscar una opción que se pueda cancelar. De esta forma, si encuentras más adelante una mejor oferta, siempre puedes cambiar sin gastos.
      Con esto ya tendríamos lo básico para ir a Nueva York – aquí es cuando nos golpea la realidad de que de verdad vamos a Nueva York. ¡Pero aún queda por hacer! Tengo pensados algunos post más para ampliar la información en cuanto al itinerario y cosas que hacer en la ciudad, ya que me estoy informando tanto, ¿Qué mejor que compartir la información si puedo ayudar?

      Ahora cuéntame, ¿Has estado en Nueva York? Si es así, agradezco cualquier consejo, sugerencia, idea o ayudita que me puedas dar. ¿Disfrutas también con la organización del viaje o prefieres dejarlo un poco más a la suerte? ¿Cuál es la siguiente escapada que planeas?

P.d. Obviamente, las fotos no son mías que aun no he ido a NY, son de libre uso de Flickr

miércoles, 5 de septiembre de 2018

POLVOS BRONCEADORES CHOCOLATE SOLEIL TOO FACED

       No descubro el mundo a nadie con estos polvos bronceadores que son ya un clásico de la marca Too Faced, pero es que desde que los compré, los he estado usando sin parar, y creo que si puedo convencer a alguien que esté en la duda de si comprarlos o no, les diría… ¡Ya estás tardando en hacerte con ellos!



      Los chocolate soleil son unos polvos para broncear el rostro y darle ese tono más dorado a la piel, como si te hubieras pasado unas horas al sol. Ahora en verano que el cuerpo se suele poner más moreno que el rostro (porque todas usamos protección alta a diario ¿Verdad?), pueden ser una buena opción para compensar el tono.

      La polvera es muy elegante, dorada y con las letras de la marca en relieve. Tiene un espejo grandecito por si lo queremos usar para salir o viajar, aunque no es el diseño más compacto. Trae 10 gramos y su precio ronda los £25 o 33€. Creo que la marca está cambiando ahora los diseños por unos nuevos, de líneas más redondeadas, muy bonitos también (pero con 2 gramos menos de producto, eso sí).



      Su característica principal es que están hechos a base de polvo de cacao, y su olor… en fin, increíble es poco. Parece que te estés aplicando Cola-Cao por la cara. Curioso que huele mejor al aplicarlo que si metes la nariz directamente en la polvera. Me gusta aplicarlos con una brocha bien grande, por la zona de las mejillas, la parte superior de la frente, y un poco por la nariz y barbilla. Tiene un color perfecto que no tira nada al naranja, por lo que permite contornear también un poco.



       Existen varias versiones de estos polvos Chocolate Soleil, tenemos el Milk Chocolate, que como su nombre indica (Chocolate con leche) es de un tono más claro para pieles más pálidas. Este es el tono que yo utilizo de normal, me encanta porque no tiene mucho pigmento, por lo que es difícil de pasarse al usarlo, pero en unas pasadas te das cuenta de que tu piel tiene un tono precioso, ¡Y te dura todo el día! El tono original es algo más oscuro, lo tengo en minitalla en una de sus paletas de colección de Navidad, y difuminado bien, también lo utilizo sin problemas.



      También hay otra versión, Chocolate Gold, bastante reciente, que tiene un poco de efecto satinado o brillante, creo que para pieles más morenas o bronceadas, puede dar un efecto muy interesante en la piel, sobre todo estos días de verano (tanto el original como el Milk son totalmente mates)

      Para concluir, contenta es poco con los Chocolate Soleil (Milk). Los tenía antojados desde hace bastante y mis expectativas eran muy altas, pero las ha cumplido todas de sobra. Si buscas un bronceador natural, fácil de usar y que además huela genial, este es el tuyo. Muy recomendado.



¿Has probado los Chocolate Solail de Too Faced? ¿Qué te parecen? ¿Cuál es tu bronceador favorito o que me recomiendes?

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...